Cómo automatizar una puerta de manera sencilla, guía práctica

Eric Biescas
Eric Biescas

La automatización está ayudando mucho a mejorar nuestra calidad de vida. Por ejemplo, ahora podemos controlar fácilmente la apertura y cierre de puertas y portones desde lejos con un mando a distancia. Esto no solo nos hace la vida más cómoda, sino que también aumenta nuestra seguridad, ya que evita tener que bajarnos del coche para hacerlo manualmente. Es genial cómo la tecnología nos facilita las cosas y nos brinda más tranquilidad. 

A lo largo de este artículo vamos a mostrarte cómo automatizar una puerta fácilmente. Cuando leas esta pequeña guía verás que el proceso es más sencillo si cuentas con los conocimientos necesarios para realizar ese tipo de trabajo. 

Consejos de seguridad antes de instalar un sistema automático 

Después de una serie de problemas, ahora hay reglas para los sistemas automáticos de apertura de garajes. Estos sistemas deben tener dispositivos de seguridad para evitar que los dedos o los niños queden atrapados, y deben ser fáciles de manejar manualmente en caso de fallo eléctrico.  

Además, la norma prohíbe que las puertas basculantes se extiendan hacia la calle y requiere que las puertas automáticas que dan a la calle tengan luces intermitentes y una buena iluminación. La detección de obstáculos se realiza con una barrera de infrarrojos que detiene la puerta si algo bloquea su camino.  

Es importante instalarla correctamente, baja para detectar a un niño pero no demasiado cerca del escape del automóvil, ya que el humo puede interferir. Si se corta la energía, no es necesario tener una protección especial, siempre y cuando la puerta se pueda abrir manualmente. Sin embargo, en áreas propensas a cortes de energía, como zonas con muchas tormentas eléctricas, es recomendable tener un respaldo de batería que permita unas cuantas operaciones más.  

El mecanismo de desbloqueo debe ser fácil de usar para que una persona pueda abrir o cerrar la puerta sin riesgo de lesionarse. Esto implica desconectar el motor para operar manualmente la puerta. 

Los diferentes sistemas de apertura de una puerta automática 

Con la ayuda de los expertos en apertura de puertas automáticas de https://www.metalblinds.es/ vamos a mostrarte algunos de los principales tipos de sistemas de apertura de una puerta automática. De esa manera podrás saber qué sistema de automatización encaja mejor con lo que estás buscando para la puerta y en consecuencia conseguirás mejores resultados. 

Dispositivos de brazo 

Los dispositivos de brazo, también conocidos como paralelogramos, funcionan mediante un sistema de reducción de engranajes impulsado por un motor eléctrico, que puede ser de tipo universal o asíncrono.  

Este mecanismo suele necesitar motores con una potencia moderada, generalmente entre 150 y 200 W por brazo. Sin embargo, no se aconseja su utilización en áreas donde las hojas de gran tamaño están expuestas a vientos fuertes o en zonas muy ventosas con frecuencia. Es importante considerar estas condiciones al momento de decidir qué tipo de dispositivo utilizar para controlar la apertura y cierre de las hojas. 

Dispositivos lineales 

Los dispositivos de actuador lineal son herramientas que emplean un mecanismo de tornillo sin fin o un actuador hidráulico para realizar su función. En este proceso, la energía es suministrada por un motor eléctrico, el cual impulsa directamente el mecanismo de la barrena en el primer caso, o la bomba hidráulica en el segundo.  

Es importante destacar que, aunque el sistema de cilindros hidráulicos tiende a ser más costoso, ofrece la ventaja de ser prácticamente silencioso en comparación con otras opciones disponibles. 

Sistema de cremallera 

Los sistemas de cremalleras o cadenas son muy confiables y potentes, especialmente diseñados para abrir y cerrar puertas de garaje. A diferencia de los actuadores lineales de tornillo sin fin, destacan por su funcionamiento más silencioso, lo que los hace ideales para entornos donde se valora la tranquilidad. Sin embargo, es importante considerar que debido a su tamaño considerable, sólo pueden ser instalados en garajes con una altura de techo adecuada. Es crucial tener en cuenta este factor al planificar la instalación de este tipo de sistemas. 

Ventajas de la automatización 

Desde MetalBlinds nos comentan que instalar un sistema de apertura automática para tu garaje usando un kit de motor es una tarea bastante simple. Sin duda, optar por la automatización añadirá una gran comodidad a tu rutina diaria. Con solo un control remoto o incluso desde tu smartphone, podrás abrir y cerrar la puerta sin necesidad de bajarte del coche. Esta opción es especialmente útil para puertas más pesadas, como las de madera, que requieren un esfuerzo considerable para abrirse. 

Además de la conveniencia, motorizar la puerta de tu garaje te permite disfrutar de características adicionales como un cierre suave y la detección de obstáculos. Esto no solo mejora la seguridad de tu garaje, sino también la de las personas cercanas cuando la puerta está en movimiento. 

Con un control remoto o desde tu teléfono móvil, puedes manejar la apertura y el cierre de la cancela a distancia, lo cual ofrece una gran comodidad. Pero no solo eso, también aumenta tu seguridad: solo las personas con un control remoto o el código de acceso pueden abrir la puerta. Los sistemas de detección de obstáculos y ajuste del tiempo de recorrido garantizan que nadie resulte herido si pasa cerca de la puerta mientras se está moviendo. Además, es importante destacar que la motorización es factible para la mayoría de cancelas y configuraciones. No importa si tu cancela es grande o pequeña, de un solo panel o varios, y está hecha de aluminio, PVC u otros materiales. Incluso si tienes poco espacio lateral o una entrada pequeña e inclinada, hay opciones para automatizarla. 

Soluciones para automatizar una puerta 

Dependiendo de qué tipo de puerta tengas, ya sea batiente o corredera, y considerando el espacio disponible y tu presupuesto, tienes diversas opciones para automatizarla. Para las puertas batientes, hay varios tipos de motores, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. 

  • El motor de tornillo sin fin, también conocido como accionamiento por cilindro electromecánico, emplea un tornillo que mueve un engranaje para permitir el movimiento de la hoja. Este tipo es ideal para puertas pesadas y grandes, como las de acero, debido a su robustez. 
  • Los motores de cilindro funcionan de manera similar, pero con un movimiento hidráulico en lugar de mecánico. Son recomendados para puertas grandes y pesadas, aunque no son adecuados para modelos de PVC, a menos que estén diseñados específicamente para ello. Ofrecen resistencia y funcionan silenciosamente. 
  • Los motores de brazo articulado requieren más espacio, pero ofrecen un desplazamiento rápido y silencioso, ejerciendo mínima fuerza sobre los paneles, lo que los hace adecuados para puertas de cualquier material. Sin embargo, su costo es de al menos 500€. 
  • La automatización de ruedas es útil en terrenos inclinados o irregulares. Se instalan motores en la parte inferior de las hojas y ruedas que acompañan el movimiento de la puerta. Aunque no es muy discreta, es menos costosa que otros sistemas. 
  • El motor enterrado, aunque más costoso, es estéticamente atractivo y casi invisible. Es ideal si buscas discreción y estás dispuesto a invertir recursos. Su instalación requiere la intervención de un profesional y trabajos de albañilería, con un costo promedio de al menos 1000€. Es fiable y no requiere mantenimiento, siendo adecuado para diferentes materiales de puerta. 

Integración del motor a la puerta automática 

Hay un montón de kits de motorización disponibles en el mercado que vienen con todo lo necesario para instalar y configurar los motores. Entonces, es fácil pensar que puedes hacer la instalación por tu cuenta sin necesidad de un experto. Bueno, en parte es verdad, especialmente si estás tratando con motores de rueda, brazo o cilindro. Los fabricantes y otros usuarios proporcionan instrucciones y tutoriales online que pueden ayudarte a hacerlo tú mismo, siempre y cuando tengas un poco de conocimiento en bricolaje y electricidad. 

Pero, si estás tratando con motores enterrados o simplemente no te sientes seguro para hacer la instalación por tu cuenta, es mejor contactar a especialistas. Estos profesionales, como electricistas o empresas especializadas en puertas y portones, suelen cobrar entre 50 y 80 euros por hora. Al hacerlo, te aseguras de varias cosas: 

  • Primero, tienes la garantía de que la instalación se hace correctamente y cumple con todas las regulaciones actuales. 
  • Además, estos profesionales deben tener un seguro que te cubrirá durante varios años si algo sale mal con la motorización de tu cancela. 
  • Por último, un profesional puede ayudarte a ajustar diferentes configuraciones del motor, como la velocidad, la detección de obstáculos, la programación y el control remoto. 

Lo que está claro es que con la ayuda de un profesional la automatización de una puerta es mucho más sencilla y a cambio vamos a poder disfrutar de todas sus ventajas.