¿Que son los píxeles muertos en las pantallas de portátiles y cómo arreglarlos?

Eric Biescas
Eric Biescas

A lo largo de este artículo te vamos a mostrar qué son los píxeles muertos en las pantallas y a su vez te vamos a mostrar cómo solucionar el problema. Y es que, aunque parezca mentira, se puede solucionar si se hace de manera correcta.

Si buscas más información, solo deberás quedarte un poco más con nosotros y sabrás como actuar en los diferentes supuestos. Lo importante es hacer lo correcto para intentar dar la mayor vida útil al portátil que tanto tiempo llevamos usándolo. Es importante tener en cuenta que por la muerte de un píxel no es necesario el cambio total del ordenador.

¿Qué es un píxel muerto?

Podemos definir un píxel muerto como el píxel que se encuentra en todo momento encendido, lo que quiere decir que provoca un defecto en la imagen que se está proporcionando. Un píxel muerto se puede dar en las pantallas de los portátiles, pero también en otros dispositivos con pantallas digitales como una televisión o incluso una cámara de fotografía digital.

En la actualidad podemos distinguir dos tipos de pixeles muertos, los cuales son los siguientes:

  • Pixel caliente: también conocido bajo el nombre de Hot Pixel. Es el píxel que siempre está en color blanco, debido a que se ha quedado de manera permanente encendido.
  • Pixel atascado: también conocido como Stuck Pixel. En este caso, el color es sólido y puede ser rojo, verde o azul. Como en el caso anterior, siempre está encendido y eso estropea la experiencia de visionado.

¿Cómo se ve un píxel muerto?

Independientemente del tipo de píxel muerto que tenga la pantalla, se puede decir que el píxel muerto se puede ver con mucha facilidad. Es verdad que, en las pantallas grandes, las cuales se ven desde lejos es más complicado localizarlos, pero en las pantallas de los portátiles es muy fácil darse cuenta del problema.

Cuando un píxel muere y rompe la armonía de la imagen, la vista rápidamente se fija en el mismo. Al tener el píxel cerca de la vista, es fácilmente localizable y eso hace que la experiencia sea negativa. Incluso las personas que no son expertas se dan cuenta del problema, el cual en ocasiones puede llegar a ser molesto. Esa molestia puede ser incómoda cuando llevamos mucho tiempo usando la pantalla.

Como hemos comentado, el pixel se puede presentar en diferentes colores, pero al no moverse de color, eso hace que la experiencia no sea buena y rápidamente la vista se vaya al mismo.

Por ese motivo, cuando vemos que un pixel no cambia de color, es porque no está haciendo su función y en consecuencia se le caracteriza como pixel muerto. Es verdad que en la gran mayoría de ocasiones es muy perceptible a simple vista, pero en ocasiones no lo es tanto. Los que no son perceptibles a simple vista normalmente es porque se encuentran a un lado de la pantalla y la vista no se centra tanto.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la gran mayoría de empresas que fabrican pantallas LCD suelen optar por incluir ciertos subpíxeles defectuosos. Sin olvidar que hay que tener en cuenta que cada píxel está compuesto por tres subpíxeles de colores primarios. Y a pesar de ese problema, la pantalla se puede comercializar, siempre y cuando cumpla con la norma ISO 13406-2.

Test de píxeles muertos y cómo detectarlos

Antes de entrar en detalles, queremos dejar claro que en estos momentos hay dos tipos de píxeles defectuosos, los pixeles muertos y los atascados.

Mientras que los píxeles atascados pueden ser reparados, los muertos no. Hay que diferenciarlos correctamente para tener la certeza de si se puede o no reparar el problema.

Cuando nos ponemos a analizar de manera visual la pantalla, suele ser más común de lo que parece encontrar un píxel muerto. En ocasiones, no somos conscientes del problema, hasta que hacemos un test visual de la pantalla. Y una vez que lo localizamos, entonces la vista de manera involuntaria siempre se dirige al mismo.

Si quieres hacer un test más profundo, debes saber que también puedes usar programas que te ayudarán a localizarlo. El problema es que una vez localizado, la vista se irá y te parecerá que la experiencia visual no es la adecuada. Mientras que antes de localizar el pixel te parecía que todo funcionaba bien.

Una de las mejores opciones para realizar un test de píxeles muertos es usar Bad Pixel Test. Es una web muy sencilla de usar y que te permitirá saber si tu pantalla está en perfectas condiciones o si como sospechabas, la misma tiene uno o varios problemas. Como hemos comentado, es un sistema sencillo de usar y que en poco tiempo te informará de los resultados del test.

Si ese programa no te ha terminado de convencer, en la actualidad hay otras opciones entre las que podemos optar. Otra alternativa interesante es Dead Pixel Buddy o Dead Pixel Check. Son otras dos opciones fáciles de usar que ofrecen información de alta calidad en todos los aspectos.

Cómo reparar píxeles muertos

Cuando localizamos un píxel muerto, en la gran mayoría de ocasiones no tiene solución, pero en otras sí. Si quieres intentar repararlos, te vamos a mostrar una serie de pasos para conseguirlo.

  • En primer lugar, entramos en la página de Pixel Repair.
  • Damos al botón “Launch JScreenFix”.
  • Ahora arrastramos el cuadro hasta encontrar el píxel que está defectuoso.
  • En ese momento, el programa comenzará a trabajar. El tiempo de ejecución puede ser superior a los 10 minutos.
  • Tras realizar esos pasos, hay dos opciones, el pixel se repara o seguirá como hasta el momento.

Si ves que el pixel no se repara y que te cansa mucho la vista porque siempre miras ese pequeño cuadrito, entonces puede ser una buena opción cambiar la pantalla del portátil. Para realizar el cambio de pantalla, lo primero que debemos hacer es entrar eJVS-Informatica.com y realizar una búsqueda. Solo tenemos que poner el modelo del portátil y en la web de JVS Informática podremos encontrar la pantalla que nos interesa.

Tras realizar la compra de la pantalla del portátil, será el momento de retirar la vieja y poner la nueva. Podemos asegurarte de que el cambio es más sencillo de lo que piensas. Podrás ver cómo se realiza en las instrucciones o en uno de los muchos tutoriales que hay por internet. Lo importante es que eliminarás el problema del pixel muerto y podrás volver a disfrutar de tu portátil de nuevo.

En el caso de que haya varios modelos de pantalla entre los que elegir, te recomendamos comprar uno de calidad para disfrutar de una buena experiencia visual.