Qué tipos de audífonos para sordera hay y qué tecnología utiliza cada uno

Eric Biescas
Eric Biescas

Si estás pensando en qué tipos de audífonos hay disponibles, es probable que tu médico te haya sugerido usarlos para mejorar tu audición. Es hora de explorar más a fondo lo que puedes esperar y las opciones que tienes a tu disposición. 

Como ya sabes, un audífono es un aparato que amplifica el sonido para ayudar a personas con pérdida auditiva. La mayoría consta de un micrófono que recoge el sonido, un amplificador que lo potencia y un receptor que lo transmite al canal auditivo y al oído interno. Estos dispositivos suelen funcionar con pilas, muchas veces recargables. 

Los audífonos varían en su diseño, tecnología empleada para amplificar el sonido y en características adicionales como la conectividad inalámbrica y las aplicaciones de software disponibles. Es importante considerar estas diferencias para encontrar el audífono que mejor se adapte a tus necesidades auditivas y estilo de vida. 

Principales tipos de audífonos para sordos 

Para que la búsqueda del audífono resulte lo más sencilla posible, lo que se suele hacer en la gran mayoría de ocasiones es reducir los tipos en dos grandes grupos, los cuales luego tienen subcategorías.  

Audífonos retroauriculares (BTE y RIE) 

También conocidos bajo el nombre de audífonos detrás de la oreja, son de los más comercializados. Analizando el catálogo de audífonos retroauriculares de Audifonos.es nos damos cuenta de que actualmente hay muchos modelos entre los que elegir.  

Los audífonos retroauriculares son unos pequeños aparatos de plástico que se colocan detrás de la oreja y tienen un auricular que va dentro del canal auditivo. Son bastante comunes y se usan por personas de todas las edades que tienen problemas de audición, desde leves hasta graves.  

Los hay en diferentes colores para que combinen con el cabello o la piel de quien los lleva. Son discretos y tienen más capacidad de batería, por lo que duran más, especialmente los que se pueden recargar. Además, al ser abiertos, son menos molestos ya que no bloquean completamente el canal auditivo como otros tipos de audífonos.  

Hay dos tipos principales de audífonos retroauriculares: 

  • BTE: hacen referencia a “Behind the Ear”. Estos audífonos se colocan detrás de la oreja y tienen el objetivo de amplificar el sonido para que la persona pueda escuchar mejor. La transmisión del sonido amplificado se realiza a través de un molde o tubo. Se puede decir que es de los más comunes actualmente, gracias en parte a su versatilidad. Como nos comentan los expertos en audífonos, actualmente hay una amplia variedad de opciones entre las que elegir. Tienen una alta demanda porque son fáciles de ajustar, de aquí que podamos afirmar que son muy cómodos.  
  • RIE: las siglas hacen referencia a “Receiver in Ear”. En este caso, el audífono cuenta con el receptor dentro del oído, al contrario de lo que sucede con los audífonos BTE. Gracias a su localización, podemos decir que son algo más discretos porque se ven mucho menos a simple vista. En el mercado podemos encontrar muchos tipos de audífonos RIE, los cuales suelen destacar por su comodidad y por adaptarse bien a la gran mayoría de pérdidas auditivas. 

Lo importante es elegir siempre el audífono retroauricular adecuado para tener la certeza de que realmente vamos a poder escuchar correctamente. Por ese motivo, siempre hay que realizar la compra del audífono en tiendas profesionales que nos garanticen una buena experiencia. Y recuerda, siempre deberás conocer cuál es la pérdida auditiva que sufres para encontrar la opción que realmente encaja con lo que buscas.  

Audífonos intraauriculares 

 Los auriculares intrauriculares son diseñados específicamente para ajustarse dentro del oído y se fabrican a medida, tomando como referencia una impresión tomada por un audiólogo. Estos dispositivos son empleados para tratar la pérdida auditiva de leve a moderada. En esta categoría de dispositivos, se pueden diferenciar varios tipos según sus características y funciones específicas. 

  • Los audífonos IIC (In-The-Canal) se colocan totalmente dentro del oído y se insertan profundamente, lo que los hace prácticamente invisibles desde afuera. Son una excelente opción para aquellos que buscan una solución discreta para su pérdida auditiva leve a moderada. Al estar ubicados internamente, pueden proporcionar una experiencia auditiva natural y cómoda al minimizar la interferencia del sonido ambiente. 
  • Los audífonos CIC (Completely-In-Canal), se ajustan completamente dentro del canal auditivo y están diseñados para ser visualmente discretos. Son muy populares entre personas con pérdida auditiva moderada que desean un dispositivo que pase desapercibido. Además de su aspecto discreto, los audífonos CIC pueden brindar comodidad y una calidad de sonido mejorada al aprovechar las características naturales del canal auditivo para amplificar el sonido de manera efectiva. 

¿Qué tipo de audífono es mejor? 

El tipo de audífono más adecuado depende de cómo esté tu audición. Por ejemplo, si tienes dificultad para escuchar sonidos agudos, como suele suceder con la pérdida de audición relacionada con la edad, los audífonos RIE podrían ser los más útiles. Estos dispositivos permiten que los sonidos bajos pasen naturalmente mientras amplifican los sonidos agudos que aún puedes escuchar. Además, tienen la capacidad de filtrar el ruido y adaptarse a diferentes situaciones, ofreciendo también conexiones inalámbricas útiles. 

Dado que elegir un audífono es una inversión en tu salud auditiva, es importante obtener la orientación adecuada. Te recomendamos consultar con nuestros profesionales auditivos para encontrar la mejor solución para tu rehabilitación auditiva. 

¿Cuáles deben ser las características de los audífonos? 

Los nuevos audífonos tienen más características que la de solo mejorar tu audición. Tienen funciones útiles para diferentes situaciones: 

  • Reducción de ruido y eliminación de retroalimentación: Estas características ya son estándar en los dispositivos digitales modernos. Mejoran la calidad del sonido al reducir los ruidos molestos. 
  • Micrófono direccional: Por ejemplo, la tecnología All Access Directionality de ReSound Omnia ajusta automáticamente el sonido según el entorno. Puede enfocarse en la voz de la persona con la que estás hablando en lugares ruidosos como bares. 
  • Conectividad inalámbrica: Los audífonos pueden recibir transmisiones de audio, como música o llamadas telefónicas, y puedes ajustar la configuración desde una aplicación dedicada. Por ejemplo, con ReSound Key 4, puedes contestar llamadas directamente desde el audífono y recibir asistencia remota a través de Bluetooth. 

Ahora que ya tienes toda esa información, solo deberás elegir el audífono que mejor encaja con lo que buscas para comenzar a escuchar de nuevo bien. Recuerda, apuesta por un modelo de calidad, estás invirtiendo en tu propia salud. Si no te cuidas tú, nadie te va a cuidar.